2.3.10

Jugar en la calle es:

No estar solo, llegar a conocer y a dominar el lugar, aprender convivencia, establecer lazos afectivos con el barrio y con la ciudad, desarrollar la autonomía y las relaciones, moverse, saltar, hacer deporte sin chándal, desarrollar la imaginacióon, vivir aventuras, asumir responsabilidades y riesgos, luchar contra la obesidad, depositar confianza en los niños, divertirse, transformar el clima urbano, reforzar las relaciones vecinales, pensar en lo colectivo, descargar a las madres y a las abuelas, convertir el espacio público en un bien seguro, hacer visibles a los niños, cambiar los ritmos urbanos, integrar a toda la ciudadanía, negar la guetos infantiles, compartir, recuperar juegos y espacio, un derecho...

El texto resume una página del libro de Marta Román ¡Hagan sitio, por favor! Editado en 2009 por el CENEAM.
Hay algunas ideas añadidas al texto, pero seguro que se pueden añadir más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada